jueves, 26 de mayo de 2016

Una lluvia de abrazos de papel











El 16 de septiembre del pasado año la región de Coquimbo se vio azotada por una catástrofe natural tremenda, un terremoto 8,5 y un tsunami que arrasó con varios balnearios y ciudades de la zona costera. Entre los edificios más devastado se encuentra (edificio que aún no está reparado) la casa de la cultura de Coquimbo y su biblioteca municipal, además de los cientos de colegios y bibliotecas de la región que se vieron tremendamente afectados por el sismo. Rápidamente comenzaron las campañas de recolección de libros por la zona y fue allí cuando ves todo y piensas: Si que podría hacer algo más y se hizo.
“Libros para Chile” se llamó la campaña que impulsada por el escritor y gestor cultural Jesús De Castro comenzó en conjunto con los amigos de la asociación cultural “Cuida” de Santa cruz del valle de la mano de José Carlos González y el poeta Emilio Pérez Ventero. La meta en un principio eran mil libros, pronto fueron 2000, pestañeamos y eran 4000, hasta que finalmente cerramos en 6000 sonrisas generosas y altruistas que nos obligaron a renombrar la campaña que a esas alturas se había convertido en un magnífico gesto de fraternidad “Seis mil abrazos”
Hoy estamos esperando esos seis mil abrazos que vienen cargados de optimismo y con voces que saltan la política, economía y sólo alzan la mano con voz fuerte diciendo: Acá estamos y nos hacemos presentes, las tragedias pasan, pero la amistad se fortalece.
Quisimos compartir esta historia que en Chile cuenta con la colaboración de consejeros regionales de educación y cultura que han apoyado la llegada de esos seis mil abrazos que vienen con fuerza desde el Valle del Tiétar y con la sonrisa que sólo un libro puede dar, como dijo Rubén Darío “El libro es fuerza, es valor, es poder, es alimento; antorcha del pensamiento y manantial del amor.