domingo, 30 de octubre de 2016

Schrammelmusik




 La otrora capital del imperio Austro – húngaro  fue, en la centuria decimonónica cuna de melodías maravillosas que se convirtieron en lenguaje mundial, principalmente por la extraordinaria belleza de una música agradable al oído y de una grandeza brillante. La familia Strauss con Johann hijo como su máximo exponente, alcanzó el cielo con valses que en más de un caso, son obras de arte del pentagrama. La música folclórica alpina ha tenido mucha influencia en la música selecta de centro Europa, la influencia se ve en Mahler, Beethoven, Mozart, entre otros y fue esta música que expresada en un sonido más auténtico se convirtió en la aplaudida y conocida “Música Schrammel”.
La Schrammelmusik es el nombre con el que se conoce la música interpretada por los  hermanos Schrammel Johann, Josef quienes junto al guitarrista  Anton Strohmayer  formaron en 1874 un trio que interpretaba música tradicional vienesa:  polkas, marchas, valses en los populares “Heurigers”, tabernas populares frecuentadas por la nata artística e intelectual de la vieja Viena. En 1879 se une a ellos el clarinetista Georg Dänzer inmortalizando así el sonido tan característico, que se compone de dos violines, una guitarra con doble mástil  (también conocida como  Schrammelgitarre donde el  segundo cuello tiene  un máximo de nueve cuerdas graves), y más tarde un acordeón de botones (armónica Schrammel).
Los hermanos Schrammel alcanzaron rápidamente una fama y admiración en la refinada cultura musical austriaca llegando a tocar en los salones de la alta sociedad de Viena. El punto culminante de su éxito llega  cuando en 1886 son recomendados por un declarado admirador, el rey del vals: Johann Strauss, a la celebración del concierto número 100 del conductor de la Filarmónica de Viena Hans Richter. Al año siguiente son invitados por el  príncipe heredero Rodolfo al Castillo de Orth y Mayerling. Hubo una verdadera "Schrammel euforia" que incluyó a  Johannes Brahms,  Gustav Mahler y Arnold Schoenberg.
El encanto especial de la música popular vienesa que es a la vez ágil y animado, pero al mismo tiempo sostiene dulzura y melancolía .En siete años los hermanos Schrammel compusieron  más de 200 canciones y piezas musicales, tales como  la marcha "Wien bleibt Wien".
Actualmente existen en Austria varias agrupaciones que reviven la tradición Schrammel con el espíritu musical austríaco de mantener muy vivas las tradiciones musicales que tanto renombre dan al país de montañas y ríos. Algunas de estas agrupaciones están compuestas por músicos de la reconocida filarmónica de Viena.


                                                             María José Mattus.